El «voto» de los animales

En época de elecciones suelo pensar que a los candidatos  se les escapa el “voto” de los animales. ¡ Pero  si los animales no votan ¡ se dirán . Evidentemente, no.

Pero lo hacen, los múltiples poseedores de perros y gatos , simpatizantes y  colectivos que les defienden, y  todos ellos, verían con gusto en sus programas electorales algo relacionado con el bienestar animal a nivel de eficacia y rigor legislativo, reflejado luego en la consiguiente Ley Autonómica y correspondientes Ordenanzas Municipales sobre animales de compañía  hoy  generalmente pobres en contenido proteccionista cuando no problemáticas y contradictorias en sus articulados, como por poner un ejemplo frecuente, la controvertida prohibición de dar de comer en la calle a los animales sin dueño , fácilmente recurrible  por la vía de la interpretación del articulo 4 de la Ley 4/94 de la Generalitat Valenciana, de mayor rango.

Seguramente muchos de ellos tendrán  perros, gatos, pájaros, caballos, etc. y si se les preguntara al respecto , no dudarían en declararse “amantes de los animales” . Sin embargo, pasan de puntillas por aquello que tiene una relación directa con su  verdadera protección , a nivel genérico, cuando de trasladarlo al papel se trata, decantándose   , por defecto,   hacía el sujeto humano  aún en los casos  menos importantes .

En su descargo imaginemos, por imaginar algo,  que el tema  de los animales no humanos “no  sea santo de su devoción”  y que a la vista  de la critica situación de España y de las prioridades a que da lugar, opten por obviarlo  aparcándolo por siempre jamás, como una minucia sin importancia. Sin embargo no es una minucia ni  un asunto baladí, colaborar al desarrollo moral de la ciudadanía y a la promoción de la compasión  y la SOLIDARIDAD,  con propios y extraños, llámense en este caso, perros y gatos. Son valores  a tener muy en cuenta en un mundo convulsionado por la violencia,  O sea que….

En cualquier caso , el “voto de los animales” puede contar a la hora, en justa correspondencia, de agradecer la iniciativa política de  considerar a los animales, por parte de sus amigos los animalistas.

 

Emilia Pastor
Presidenta  Asociación ARCADYS
www.arcadys.org