El empoderamiento de la mujer llega cuando no pide perdón ni permiso

La escritora y catedrática de Sociología, Alicia E. Kaufmann, a través de su obra ‘Mujer, poder y dinero’ (Editorial Loquenoexiste), hace un llamamiento para que la mujer tome conciencia de su identidad, de sus posibles limitaciones y logre el pleno desarrollo. «Es hora de despertar», asegura. «Mujer, la autoridad no te la da nadie. Tómala».

Alicia Kaufmann, hija de Ilse Kaufmann, superviviente del Holocausto judío, y bisnieta de una de las primeras pacientes de Sigmund Freud, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las cuestiones de género. Nació en Argentina, país donde se exiliaron sus padres huyendo del exterminio judío, forma parte de la red internacional Lid Conferenciantes, coordinó las primeras jornadas sobre Mujer y empresa del Banco Santander y en 2012 fue nombrada una de las Top 100 mujeres líderes de España, en el ámbito académico y de investigación.

Según Kaufmann, hablar del dinero en Europa es un tabú y es algo que empodera. Trata el amor y las relaciones conflictivas con el dinero, «si una mujer cree que no merece un buen salario, probablemente también esté convencida de que no es digna de ser amada», explica. Asegura que reproducimos de forma inconsciente en nuestros puestos de trabajo el mismo rol de nuestra familia originaria, aquel niño o niña que fuimos, con sus miedos, limitaciones y emociones. La competitividad entre hermanos es alguno de los aspectos más novedosos de su obra.

‘Mujer, poder y dinero’ es un libro para cualquiera que desee enfrentarse a los obstáculos del ámbito profesional y vital, en especial para las mujeres. En sus páginas se encuentran las piezas necesarias para entender y construir el puzle del éxito: identidad, autoestima, confianza y capacidad de decisión para lograr en igualdad de condiciones la participación plena. Desde Melior hemos tenido el placer de preguntar a Kaufmann sobre el momento actual que vivimos las mujeres en el camino a ese empoderamiento anhelado.

1.      ¿En qué consiste exactamente el empoderamiento de la mujer?

El empoderamiento de la mujer consiste en que esta pueda tomar su autoridad sin pedir perdón ni permiso, a lo sumo opinión. Escoger también es poder y autonomía y de eso va el empoderamiento.

2.      ¿Cuál es la razón de que esta necesidad esté surgiendo ahora y no antes?

Se han dado muchos pasos adelante. Hay que mirar la situación de la mujer en perspectiva histórica y se han dado pasos de gigante. Ahora hay un parón, entre otros debido a la crisis por eso no se puede bajar la guardia, sino seguir avanzando. Las mujeres se están haciendo mucho más visibles y levantando su voz en entornos que antes era impensable. Por ejemplo los premios Óscar o poniendo demandas a las empresas si se sienten discriminadas. Se trata de situaciones nuevas.

3.      ¿Por qué las mujeres seguimos ganando menos que los hombres?

Para la sociedad tener un ejército industrial de reserva, mano de obra de recambio, resulta útil. Decía un cazatalentos a una clienta: “Busque una mujer, son más baratas”. Eso seguirá así si lo permitimos, pero si nosotras mismas nos valoramos, puede que no ganemos lo mismo, pero iremos hacia ello.

4.      ¿Por qué los hombres tienen poder y dinero y las mujeres no?

El mayor poder de las mujeres es su capacidad reproductiva, el de los hombres su capacidad productiva. Desde la diferencia se amplía la comprensión. Para los hombres la empresa representa a su hijo, por eso cuando las mujeres tienen más de uno las invitan a marcharse.

5.      ¿De qué depende que la mujer conquiste el poder?

De que se lo proponga, las mujeres somos muy constantes y que el entorno en el que viva o trabaje se lo permita.

6.      ¿Se tiene que masculinizar la mujer para conseguirlo?

Decididamente no. Tiene que aprender a ser ella misma. No imitar modelos masculinos, ni modelos caducos de ordeno y mando. Sino aprender a navegar “sin hoja de ruta”. Fiarse de su radar emocional. Estamos en tiempos de incertidumbre y todos, tendrán que hacer estos nuevos aprendizajes.

7.      ¿Se trata de que hombres y mujeres coincidamos en todo para estar en igualdad de condiciones?

No, la riqueza está en la diferencia y en la complementariedad. El igual nos da menos miedo pero es más aburrido y menos creativo. Entre hombres y mujeres hemos de crear equipos para navegar en tiempos inciertos y llegar a buen puerto.

8.      ¿Cuál es el papel que juega la educación y la familia (padres y hermanos) en la conquista del poder de la mujer?

Tienen muchísimo poder porque lo que se mama no se olvida. Lo que dicen los padres queda grabado a fuego, por lo tanto reflexionar antes de hablar. Los padres/madres somos el primer grupo y modelo de autoridad. Estas primeras experiencias se repiten en conductas en años posteriores.

9.      A lo largo de la historia, hace décadas que las mujeres vienen luchando por sus derechos ¿Cuándo será definitivamente el momento en el que la mujer conquiste el poder?

Depende lo que se considere por poder, yo diría que es la suma de pequeñas conquistas. Depende de cual sea nuestro fin en la mente. El balance se hará cuando se revise el “vídeo de la vida”.

10. ¿En qué consiste el ”Síndrome de la mujer agotada”? ¿Es este síndrome fruto de la lucha constante de la mujer por tener que conquistar sus derechos en todos los ámbitos?

Muchos frentes a la vez, a veces en solitario. Demasiada autoexigencia, aunque a veces no queda otra. Consejo: “ser prácticas, no perfeccionistas”, hacer las cosas lo suficientemente bien, como una buena madre…