El 15 M un año después

El 2011 será recordado como el año de las revoluciones y de las movilizaciones de l@s indignad@s. Un fenómeno social que hizo despertar en España y en gran parte del mundo la conciencia de muchas personas desencantadas con el poder político y financiero.La “Spanish Revolution” ya tiene un año. Pero, ¿Qué queda de todo aquello 365 días después?

El 15-M sigue siendo la más clara manifestación de una de las crisis económicas, políticas y sociales más profundas de las últimas décadas. El “No nos representan” constituyó uno de los gritos de guerra del movimiento, que puso en  apuros, el 15 de mayo del 2011, a la clase política ocupada por aquel entonces con las elecciones autonómicas y municipales

Sus máximas

Tras las pancartas “12-M-15-M”, “volvemos a las plazas”, “la solución está en el pueblo”… miles de indignad@s se echaron de nuevo a la calle el pasado 12 y 15 de mayo para dejar claro que siguen estando ahí.
Sus objetivos continúan siendo los mismos. La defensa de los derechos básicos (sanidad, educación, vivienda, trabajo…). Derechos que se han visto severamente recortados tras las últimas reformas. Combatir el desempleo también es otra de sus máximas. Según datos de Eurostat, en febrero de 2012, se alcanzó la cifra de 50,5% de parados menores de 25 años, más del doble de la media del conjunto de la UE.
Sin embargo una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) confirma que el Movimiento del 15-M ha perdido apoyo. Un año después muestran su simpatía un 51% de los encuestado frente al 71% del año anterior. ¿Pero qué ha conseguido el 15-M durante todo este tiempo?

Algunos logros

EL 15-M ha ido madurando a lo largo de este año y son numerosos los logros conseguidos. Han frenado  muchos desahucios, ya que una de sus principales reivindicaciones es el  derecho a una vivienda digna y la dación en pago, si no se puede seguir pagando la hipoteca. Según datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial, durante el 2011 se iniciaron 77.854 ejecuciones hipotecarias y 58.241 desahucios.

El movimiento ha influenciado en la intención de voto. Un estudio de Manuel Jiménez Sánchez, de la Universidad Pablo de Olavide, detectó que se produjo el mayor aumento de votos nulos y en blanco desde 1987, con mayor incidencia en las ciudades donde hubo acampadas.

La crítica al sistema financiero ha supuesto un buen año para la banca ética. Gracias a las charlas y seminarios por parte de colectivos del 15-M muchas personas han llevado sus ahorros a la banca ética. Triodos ha doblado su beneficio en 2011, aumentando el número de clientes un 24%.

Han creado sus propios medios informativos como el periódico 15-M que ya ha llegado a 40.000 ejemplares. O el proyecto “Toma la tele”, una plataforma digital que tiene como objetivo dar publicidad y cobertura a sus actividades.

A una escala más reducida las asambleas replegadas en los barrios han contribuido a reforzar el consumo responsable  a través de los bancos de tiempo, el trueque,  recogiendo comida sobrante en Mercamadrid etc.

Aunque sin lugar a dudas el logro más importante de este movimiento es que a día de hoy se sigue hablando del 15-M