Día Universal del Niño 2013, niños supervivientes en Filipinas y España

El 20 de noviembre, establecido por la ONU como Día Universal del Niño, conmemora los primeros pasos en el camino de la protección a nuestro bien más preciado, la infancia, con la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y la Convención de los Derechos del Niño en 1989. En esta edición de 2013 hay más de 5 millones de niños afectados por el tifón en Filipinas y niños españoles en situación de pobreza infantil a causa de la crisis y sus recortes.

En 1948, la recién fundada Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que recoge implícitamente los derechos del niño. Por su parte, la Declaración de Ginebra sobre los Derechos del Niño es el primer texto histórico que reconoce la existencia de derechos específicos para los niños.

Esta declaración fue adoptada por la Sociedad de Naciones, predecesora de la ONU, en 1924. En 1959, Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. Sin embargo, este documento de 10 principios no era suficiente para proteger los derechos de la infancia porque legalmente no tenía carácter obligatorio.

El 20 de noviembre de 1978, el Gobierno de Polonia presentó a Naciones Unidas la versión provisional de una Convención sobre los Derechos de los Niños. Diez años después se aprobó el texto final, con 54 artículos cuyo cumplimiento es obligatorio al convertirse en Ley en 1990.

La Convención de los Derechos del Niño, el tratado más ratificado de la historia

191 países han ratificado la Convención, más que cualquier otro tratado de derechos humanos en la historia. Todos los países del mundo excepto Somalia que no puede por no tener un gobierno reconocido y Estados Unidos que ya ha anunciado su intención de ratificar el documento mediante la firma oficial de la Convención.

El Comité de los Derechos del Niño es el órgano de expertos independientes encargado de la supervisión del cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño. Además también controla la aplicación de los dos protocolos facultativos de la Convención, relativos a la participación de niños en los conflictos armados y a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.

UNICEF centra sus esfuerzos en los niños filipinos

Por su parte, UNICEF, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, nace en 1946 con la finalidad de trabajar por los derechos de la infancia en todo el mundo y en cualquier situación.

En la celebración de esta edición, UNICEF quiere destacar la situación de millones de niños que tienen grandes dificultades para sobrevivir y quiere hacer especial hincapié en los más de 5 millones de niños afectados por el tifón en Filipinas. Con su campaña de donación Ayuda a Filipinas, todos podemos hacer una aportación y poner nuestro pequeño granito de arena.

La presidenta de UNICEF Comité Español, Consuelo Crespo, asegura que «más de cinco millones de niños están sufriendo las consecuencias del tifón, estamos ante un trabajo intenso a medio y largo plazo, y vamos a seguir necesitando ayuda para poder hacerlo».

La crisis no debe perjudicar los derechos de los niños

Por desgracia los niños no se ven afectados exclusivamente por desastres naturales fortuitos, sino que hay muchas otras causas de la sociedad moderna que ponen a los niños en situaciones precarias, como la actual crisis que estamos viviendo en España.

La época de crisis se traduce en recortes y el Consejo de Europa ya ha advertido a España del impacto de los recortes en los niños, ya en 2011 la pobreza infantil ya alcanzó un 30,6%. Los niños son el futuro, la esperanza y la ilusión. Hay que protegerlos más que nunca para que las consecuencias devastadoras de los recortes no hagan mella en ellos, pero lo cierto es que derechos como la vivienda, la sanidad, la educación y la alimentación ya se están viendo afectados.