Resultados de la campaña No sin mis libros de texto 2014

Ya hemos finalizado nuestra campaña de donación de libros de texto y material escolar 2014.  Un año más hemos sido testigos directos de cómo septiembre es la cuesta más difícil del año para muchos padres con hijos en edad escolar. 

El comienzo de curso ya no es temido solo por los alumnos, los padres también se enfrenta a esta época del año con auténtico pavor. La compra de libros de texto, material escolar  y todo lo necesario para estudiar supone un duro golpe a la economía doméstica. El número de familias que no llega a fin de mes, familias con todos sus miembros en paro, cobrando subsidios o a veces ni tan siquiera eso se ha incrementado en los últimos años.  Además con sueldos cada vez más precarios, tener trabajo no significa poder asumir este gasto desahogadamente. Por eso hacer frente a un desembolso que en muchos casos, y dependiendo del número de hijos puede superar los mil euros, es impensable e inasumible para estas familias.

A través de nuestra campaña No sin mis libros de texto hemos ayudado a 452 familias y repartido 1723 libros de texto desde el pasado mes de julio. La mayoría de estas familias vienen derivadas de Cruz Roja, Cáritas y Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid. Otras nos han conocido en de la redes sociales o a través de nuestra página web.  A parte de las familias de la Comunidad de Madrid,  se han puesto en contacto con nosotros, familias de otras comunidades autónomas, que no reciben ningún tipo de ayuda o apoyo para la compra de estos libros; y a las que no hemos podido ayudar, ya que al no contar con medios económicos suficientes, solo podemos desarrollar nuestra campaña en Madrid.

La entrada en vigor de la LOMCE o “Ley Wert”  ha empeorado aún más las cosas. Esta ley viene acompañada de un cambio de libros de texto, que este año ha afectado a  1º, 3º y 5º de primaria. Por eso muchas de las familias que han venido a la Fundación solicitando el préstamo de libros para estos cursos, se han ido con las manos vacías.
Toda la ayuda prestada a estas familias desde Fundación Melior no hubiese sido posible sin la solidaridad de muchas personas que han colaborado con nuestra campaña. Por eso queremos dar las gracias a todas aquellas empresas que han organizado recogidas de libros y material escolar entre sus empleados, a los colegios, y a todas aquellas personas que ha realizado aportaciones económicas, con las que hemos podido comprar material escolar. Por supuesto no nos podemos olvidar de todos los voluntarios/as que nos han ayudado en la recogida, clasificación y entrega de estos libros.
Desde Fundación Melior queremos alzar la voz para decir que ¡esto tiene que cambiar! Que no puede haber niños/as  que acuden aún a clase con sus mochilas vacías porque sus padres no pueden permitirse semejante desembolso. Esta claro que hay que buscar soluciones y que todas las partes implicadas (Gobierno, editoriales, colegios etc) deben colaborar en que la educación siga siendo un derecho y no se convierta en una herramienta de exclusión social.