La educación, ¿un derecho o un negocio?

La enseñanza básica es obligatoria y gratuita. Así lo dice el apartado 4 del artículo 27 de la Constitución Española. Obligatoria desde luego, pero ¿gratuita? Si fuera así, ¿por qué muchas familias españolas no pueden asumir el gasto que supone la vuelta al cole de sus hijos? 

Estamos a finales de octubre y aún hay muchos niños que no tienen los libros de texto. La crisis y la política de recortes en educación – reducción de un 75% en ayudas oficiales y el aumento del IVA aplicado al material escolar, que pasa del 4 al 21 %-  han hecho que esta vuelta al cole sea aún más difícil. Solo el gasto en material escolar y libros en un colegio público suman, según la OCU, más de 250 euros por niño.
Desembolsar  esta cantidad  supone para muchas familias, en paro o cobrando sueldos mínimos,  un duro golpe  en su economía doméstica. Por eso tienen que recurrir a otras alternativas como el intercambio, préstamo o campañas de donación de libros de texto y material escolar como la que hemos realizado en la Fundación Melior durante tres meses. En este tiempo más de 2.000 familias han solicitado ayuda ante la imposibilidad de comprar todo lo que les piden a sus hijos para el nuevo curso escolar. Muchas de las listas de libros y material que hemos recibido superaban los 400 euros.
Y es que, aunque por ley las editoriales no pueden cambiar los libros antes de 4 años, la realidad es bien distinta. Por ejemplo y sobre todo en los libros de primaria, los  ejercicios se resuelven en el libro y se corrigen a bolígrafo, por lo que su reutilización es prácticamente imposible. También se publican reediciones por folletos o trimestres, de tal manera que el anterior ya queda desfasado o simplemente cambia el proyecto educativo y por lo tanto el libro “antiguo” deja de usarse. Estas pequeñas modificaciones, que no afectan al contenido de la asignatura, obligan a los padres a comprar el libro de nuevo. Incluso hay casos, donde  los libros no pueden pasar de un hermano a otro, aunque tan solo haya dos años de diferencia.
Por eso no es de extrañar que ya se hayan alzado voces pidiendo un precio justo por los libros de texto. Las editoriales ganan en un año por la venta de estos libros  la mitad de lo que gasta el Gobierno en Educación.  Según la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), la facturación en libros de texto en el curso escolar 2012-2013 fue de 803.180.000 euros. Mientras que la cifra destinada a Educación en los Presupuesto Generales del Estado para 2013 se situó en poco más de 1.944 millones.

Libros de texto gratis

Ante la ausencia de soluciones por parte de la Administración para acabar con este problema, surgen iniciativas solidarias. Por ejemplo  la de un grupo de profesores de instituto de la Comunidad de Madrid, que ha creado libros de texto digitales que se difunden de manera gratuita a través de internet y que pueden descargarse en formato pdf.  Ellos lo definen “como un proyecto altruista para la construcción de libros de texto digitales de difusión gratuita”.
Se trata de libros que cumplen con los requisitos del currículo  de la Comunidad de Madrid.  Están publicados con licencia Creative Commons, y por eso cualquiera puede copiarlos y difundirlos, citando al autor original. La propuesta está en Internet bajo el nombre  ApuntesMareaVerde.org.es. Ya han publicado los libros de Lengua y Literatura de 1º, 2º, 3º Y 4º de la ESO,  el de Tecnología, Ciencias Naturales y Matemáticas de 1º de la ESO y Ciencias Naturales de 2º.
Para dar a conocer esta iniciativa, en Fundación Melior hemos contactado con Nadia Saffouri, una de las profesoras encargada de elaborar los textos de Lengua castellana y Literatura. En esta entrevista, Nadia nos facilita  más información acerca de este proyecto social y altruista  cuyo objetivo es, según sus palabras,  “reivindicar construyendo”.
¿Cuál es el objetivo de vuestra iniciativa y desde cuándo la estáis realizando? 
La iniciativa surge hace dos años como respuesta a los recortes en la enseñanza pública. Es una reivindicación de la calidad de la Escuela de todas y todos y de los docentes que trabajamos en ella. La situación económica que viven muchas familias convierte la iniciativa en un proyecto que puede ser de gran ayuda. Es una forma de reivindicar construyendo.
¿Hay profesores de otras comunidades implicados en esta iniciativa? 
La mayoría pertenecemos a la Comunidad de Madrid. Recientemente se han interesado profesores de otras comunidades que están adaptando el material o creando sus propios materiales para compartirlos después. Por ejemplo, hay un instituto en Extremadura que nos ha pedido el material en un formato editable para adaptarlo a los requisitos de su propio currículum. También hay profesores en Galicia, en Valencia… Hay quien se ha ofrecido a traducir los libros a lenguas cooficiales, aunque esto todavía es solo una idea… Pero ¿por qué no? Los libros que hacemos se comparten gratuitamente y tienen muchas posibilidades. Los de Lengua, por ejemplo, están pensados para que se puedan imprimir (o utilizar en una tableta) como un libro tradicional. Quiero decir que no tienen actividades interactivas, aunque hay enlaces a páginas que sí las tienen. Depende de las necesidades de cada asignatura.
¿Habéis tenido problemas o recibido críticas por parte del sector editorial?  
No hemos tenido ningún contacto con editoriales. En realidad, nuestro trabajo va por otro camino, más vinculado a la práctica del aula. Y no hemos recibido críticas: al contrario. Al todo el mundo le parece estupenda la iniciativa, especialmente a los padres. En mi grupo, el de Lengua, hemos recibido alguna vez alguna sugerencia o corrección (concretamente en la traducción de un texto en catalán). Incorporamos estas sugerencias y correcciones gustosamente a los materiales, de forma que entre todos los vamos mejorando.
¿Si los profesores pueden prescindir de los libros de texto y emplear el suyo propio, evitando así el elevado coste que supone a las familias comprar los libros, por qué no lo hacen más profesores?  
Utilizar un libro en el que los contenidos están organizados facilita la tarea a los docentes y les libera de preparar los materiales por su cuenta. Por otro lado, los alumnos, especialmente los pequeños, necesitan tener el material organizado. La información se puede encontrar aquí y allí en internet, pero es muy poco práctico a la hora de programar todo un curso, sin un libro que sirva de guía. Y más si tenemos en cuenta que cada profesor tiene diferentes cursos de diferentes niveles a su cargo. Organizar todo eso de forma individual es muy complicado.
Nuestros materiales permiten que se prescinda del libro porque son un material estructurado que el profesor puede adaptar fácilmente a sus necesidades (incluso editarlo a su gusto si quiere).
¿Por qué en España no se sigue el modelo de otras escuelas públicas europeas que fomentan la reutilización de los libros entre los alumnos garantizando su traspaso de una promoción a otra? 
No lo sé. Posiblemente falte voluntad por parte de todos: Administración y centros. Incluso falta cultura de “reutilización”. La situación económica actual está haciendo que aparezcan iniciativas para el intercambio de libros de texto. El hecho de que cada cuatro años se deje de editar un libro y haya que cambiarlo no ayuda nada.
¿Qué hay detrás del cambio de edición de los libros de texto que obliga a las familias a desembolsar una cantidad económica importante cada año?
Hay un interés económico, porque los cambios no son tan significativos. El Principio de Pitágoras o El Quijote es el mismo en todos los libros de todas las épocas. Cambia la página en la que aparece, las actividades… Con nuestros libros este problema también se acaba, porque se puede adaptar a los cambios legislativos y, sobre todo, como no supone un desembolso económico, los alumnos pueden reutilizar el de otro estudiante o imprimirlo de nuevo si el que les prestan está muy deteriorado. Recibimos hace poco un mensaje de agradecimiento de una persona que decía precisamente que nunca había tenido libros nuevos y que de este modo todos podrían estrenar su libro.
Más información: 
Para ampliar la información podéis visitar su blog textosmareaverde.blogspot.com.es o su página de Facebook www.facebook.com/apuntesmareaverde.
Para participar o colaborar en el proyecto puede contactar con el grupo en textosmareaverde@gmail.com