La moda ética también se lleva

Los consumidores nos hacemos cada vez más preguntas sobre los productos que adquirimos y cómo han sido fabricados. El consumo responsable está de moda. ¿O acaso no te has planteado alguna vez cómo se fabrica la ropa que usas?

Los consumidores nos hemos vuelto más reflexivos a la hora de comprar y por eso miramos más las etiquetas. Buscamos vestirnos con prendas que respeten los derechos de los trabajadores y el medio ambiente. Ya no somos sólo responsables de lo que hacemos sino también de lo que compramos.

El interés por la moda ética va en aumento. No es una simple tendencia o moda pasajera que dura tan sólo una temporada, sino todo un movimiento que no para de crecer.

¿Moda ética?

Algunas multinacionales de la moda, muy conocidas, han estado en el punto de mira en muchas ocasiones. La manera de producir su ropa, especialmente en países en vías de desarrollo, ha sido de todo menos ética. De ahí que hayan recibido denuncias y críticas, que han hecho que empiecen a trabajar de otra manera. No sólo cuidando el planeta sino también los recursos humanos.

La “moda ética”, la “eco moda” o la “moda justa”  son algunos de los nombres que recibe este tipo de moda respetuosa  con el medio ambiente y con las personas. Utiliza en sus creaciones materiales y procesos productivos ecológicos que no contaminan. Y no sólo eso, sino que se preocupa por que los trabajadores sean tratados justamente y en condiciones dignas de higiene, horario, seguridad etc.

Existe gran variedad de productos de este tipo en el mercado. Zapatos vegetarianos, 0% libres de cualquier componente animal, camisetas de algodón orgánico, accesorios hechos con materiales reciclados, proyectos de moda llevados a cabo con productores del Tercer Mundo  etc. Pero ¿dónde podemos comprar este tipo de prendas?

Algunos ejemplos

La cabaña de alta costura Misericordia  es un ejemplo de empresa de moda responsable. Nació en 2002 de la mano de dos franceses, Aurelyen Conty y Mathieu Reumaux.

La ropa es producida en Perú por familias de escasos recursos, empleados de forma justa. Son prendas únicas, fabricadas artesanalmente con lana de alpaca o algodón orgánico. Su colección se distribuye a través de más de 100 tiendas en 19 países de todo el mundo.  Las palabras de uno de sus creadores definen muy bien el lema de Misericordia: “Seguramente nuestra conciencia sea la diferencia más evidente entre Misericordia y el resto de las empresas que, a nivel mundial, se dedican al sector de la moda, pero lo cierto es que nosotros no representamos tanto un producto sino un proyecto; un proyecto humano”

Otro ejemplo que cuestiona la manera de producir dentro de la industria de la moda es  “I owe you”, que se traduciría por “te lo debo”. La novedad de este proyecto es que se da la oportunidad al comprador de conocer quién, cuándo y cómo se confeccionan las prendas que adquiere a través de videos que se publican en la web o en las redes sociales.

La moda ética también ha llegado a las pasarelas más famosas. El Ethical Fashion Show, es el evento más internacional de Moda Ética y Ecológica, que reúne cada año a diseñadores emergentes de Moda Ecológica de todo el mundo. Se celebra en París desde el 2004.

La moda ética española

En España existe Becool Beconscious. La primera plataforma de sensibilización y generación de negocio en el ámbito de la moda ética. Su misión es crear y promover proyectos con el objetivo de divulgar la sostenibilidad en la industria de la moda, apoyar la transferencia de conocimiento entre los consumidores, fabricantes, distribuidores, marcas…. y potenciar el desarrollo económico.

¿No sería mejor pagar un poco más para comprar una prenda de más calidad fabricada en condiciones justas y que respeta el medio ambiente? Se trata de consumir menos, pero mejor para estar a la última.