La alfabetización no es solo leer y escribir

La alfabetización ya no es solo saber leer y escribir. Además, en la era digital, la alfabetización implica el aprendizaje del uso de las nuevas tecnologías. Sin embargo, Internet es un arma de doble filo. Facilita la accesibilidad de la enseñanza a todos. A la vez, crea desigualdad social entre los que se adhieren a las nuevas tecnologías y los que no las tienen a su alcance. La alfabetización es también un parámetro del índice de desarrollo humano, y sobre todo, es un derecho fundamental, la llave para garantizar el desarrollo sostenible.

En 1965, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)  proclamó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización. Y es que la alfabetización, como base de toda instrucción y del aprendizaje a lo largo de toda la vida, es un derecho fundamental, consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Pero no solo eso, la alfabetización es a la vez un derecho humano, un instrumento de autonomía personal y un medio de alcanzar el desarrollo individual y social.

Sin embargo, en el mundo hay 781 millones de adultos analfabetos de los cuales las mujeres son las dos terceras partes. Además, 58 millones de niños en edad de cursar la enseñanza primaria no están escolarizados y casi 30 millones es por conflictos bélicos o crisis humanitarias, tal y como atestigua UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia). 63 millones de adolescentes en edad de asistir a la escuela secundaria tampoco pueden ejercer su derecho a la educación.

El desarrollo humano depende de la alfabetización

Para Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, «esta situación inaceptable estorba todos los esfuerzos encaminados a reducir la pobreza y fomentar el desarrollo humano sostenible». Y es que uno de los parámetros que se usa para medir el Índice de Desarrollo Humano, medidor del progreso, es la alfabetización y nivel de estudios alcanzado de la población, junto con la vida larga y saludable y el nivel de vida digno.

Las oportunidades educativas dependen de la alfabetización y resulta esencial para erradicar la pobreza, reducir la mortalidad infantil, frenar el crecimiento demográfico, lograr la igualdad de género y garantizar el desarrollo sostenible, la paz y la democracia.

Cómo influyen las nuevas tecnologías en la alfabetización

Ya no es suficiente con saber leer y escribir, en la era digital en la que vivimos, resulta casi imprescindible saber usar las nuevas tecnologías. Sobre todo si no queremos caer en la brecha digital que se abre entre las personas que tienen disponible el acceso y el uso a internet y las que no. Brecha que hay que salvar para que no sea fuente de desigualdades sociales y generacionales.

En muchos casos las nuevas tecnologías son un puente hacia la alfabetización, y es que internet democratiza el acceso a la información, como por ejemplo con los cursos MOOC, la educación online gratuita para todos o con la infinidad de recursos educativos libres que hay disponibles en la red.

La alfabetización mediática

La implantación y desarrollo de las tecnologías en los centros escolares es un factor principal para el desarrollo de una educación actualizada conforme a la sociedad en la que viven actualmente alumnos y profesores.

Para Francesc-Josep Deó, maestro y fundador de la iniciativa AulaMèdia, entidad sin ánimo de lucro que trabaja la comunicación en el ámbito educativo, «La propuesta de la alfabetización mediática va mucho más lejos del simple aprendizaje y/o acceso a las herramientas comunicacionales y se adentra en el conocimiento de los lenguajes, el análisis y la crítica de los contenidos mediáticos». La alfabetización mediática pasa por un acompañamiento en el aprendizaje crítico de uso de las nuevas tecnologías para que así las nuevas generaciones no sean analfabetos digitales y además sean nativos digitales pero no huérfanos digitales.

Algunos recursos educativos digitales para la alfabetización:

Leer.esLeer es un juego
Aprendizaje de la lectoescritura
Escrilandia