Empleos verdes: la esperanza del mercado laboral

El empleo verde podría ser la gran solución a los problemas laborales de España. Según la Organización Internacional del Trabajo la economía ecológica, respaldada por las políticas adecuadas, tendría la capacidad de generar dos millones de puestos de trabajo en poco tiempo.

 

¿Te has preguntado alguna vez de qué color es tu puesto de trabajo? Quizá ni siquiera te habías planteado que tu empleo pudiera formar parte de una escala cromática. En realidad sí. La sociedad actual ha encontrado ciertas similitudes entre determinados trabajos y algunos colores.

Pongamos algunos sencillos ejemplos. Se denominan empleos blancos a aquellos pertenecientes al sector de la sanidad y de los servicios sociales; azules, a los relacionados con la salvaguarda del medio marino, y negros, a los que producen altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminación.

Puestos de trabajo muy respetuosos

Justo en el lado opuesto de estos últimos, estarían los puestos de trabajo verdes o empleos ecológicos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) los ha definido como “aquellos que reducen el consumo de energía y materias primas, limitan las emisiones de gases de efecto invernadero, minimizan los residuos y la contaminación, y protegen y regeneran los ecosistemas”.

Pues bien, un reciente informe sobre este tipo de empleos asegura que la economía ecológica podría generar dos millones de puestos de trabajo en la próxima década, siempre y cuando se adopten políticas adecuadas. El documento, titulado Trabajos ecológicos para un desarrollo sostenible. El caso de España, ha sido publicado por Sustainlabour (Fundación Laboral Internacional para el Desarrollo Sostenible) en colaboración con la Fundación Biodiversidad.

Las cifras del estudio son, ante todo, optimistas: las energías renovables, por citar un ejemplo, podrían generar unos 125.000 empleos hasta 2020, alrededor de un 80% más que en la actualidad. Sin embargo, ya desde la introducción del informe se hace alusión al mal momento que atraviesa nuestro país y a cómo tal circunstancia podría aguar tan buen augurio. “En España, la gravedad de la recesión y las medidas relacionadas con la austeridad hacen difícil estimar cuál va a ser el efecto de la contracción general en los sectores de la economía verde”.
Hoy por hoy, según la OIT existen en España entre 400.000 y 500.000 empleos verdes (un 2,4% del PIB). Según el informe, sobre el trabajo verde recaen dos importantes misiones en la actualidad: luchar contra las amenazas ambientales y ofrecer un empleo decente.

Los principales sectores del empleo verde son los siguientes: las ya mencionadas energías renovables, el transporte sostenible, la construcción, la gestión de residuos y la industria básica.

El increíble caso del sector de la construcción

Es especialmente llamativo el caso de la construcción, un sector terriblemente vapuleado por la crisis. La OIT afirma que el potencial de éste es mayor que el de ningún otro. ¿Cómo es esto posible? Sencillo: existen 25 millones de viviendas que necesitan ser rehabilitadas en pos de la mejora del aprovechamiento energético. Estaríamos hablando de 1,37 millones de empleos.

Por comunidades autónomas son, con mucha diferencia, Cataluña, con 93.660 puestos de trabajo, y Andalucía, con 91.517, las regiones punteras en relación con el empleo verde. Madrid les sigue, bastante de lejos, con 62.494

Si abrimos el foco, vemos que Europa, que el mundo en general, caminan en la misma dirección: cada vez más ciudadanos pueden decir que tienen un trabajo de color verde.