Bicivilízate. La bicicleta, un medio de transporte sostenible

Las virtudes del uso de la bicicleta como medio de transporte urbano son bien conocidas por nuestros vecinos del norte de Europa. En muchas ciudades europeas la bicicleta se utiliza en 1 de cada 3 desplazamientos urbanos. Pero en nuestro país no acabamos de darnos cuenta, por lo que un recordatorio de sus bondades nunca está de más.

  • – La bicicleta es respetuosa con el medioambiente, ya que no contamina y es silenciosa.
  • – Tiene un bajo coste de adquisición y no consume combustible, por lo que es un medio de transporte asequible.
  • – Su uso reduce la congestión del tráfico y los problemas de aparcamiento en las ciudades.
  • – Mejora la salud física y mental de sus usuarios, pues el ejercicio físico combate la obesidad y reduce el estrés.
  • – Al mejorar la salud de la población, contribuye a reducir el gasto sanitario. Los daneses han calculado que el uso de la bicicleta les ahorra 270 millones de euros al año.

Pero, más allá de las ventajas evidentes de utilizar la bicicleta como medio de transporte, reivindicamos también su papel como símbolo del verdadero progreso. Un progreso que no identificamos con el desarrollo económico ni con los avances técnicos. Un progreso que no se refiere al PIB ni al «nivel de vida», conceptos asociados a la capacidad adquisitiva y al bienestar material. Porque el verdadero progreso es el encaminado a lograr una «vida buena». Una vida plena y de calidad que nos permita cuidar los vínculos sociales y disfrutar de lo cotidiano. Una existencia más tranquila y sosegada, alejada del ritmo frenético que llevamos. Una vida que recupere valores como la simplicidad o la prudencia.

La Fundación Melior lanza su campaña por el uso urbano de la bicicleta en el marco de la Semana Europea de la Movilidad 2013. Y lo hacemos para promover este medio de transporte limpio y saludable, y pedir una vez más:

  • – Seguridad para los ciclistas en las vías urbanas.
  • – Planes de movilidad a largo plazo que faciliten y fomenten el uso de la bicicleta.
  • – Una normativa que no discrimine a la bicicleta frente al coche en las calles de nuestras ciudades (pincha aquí para ver nuestra campaña en change.org)
  • – Respeto por parte de otros usuarios de la calzada.
  • – Educación en materia de seguridad vial para ciclistas y conductores.