10 de diciembre: Día de los Derechos Humanos

El 10 de diciembre de 1948 nacía la Declaración Universal de Derechos Humanos. Para conmemorar la fecha, se declaró el 10 de diciembre Día de los Derechos Humanos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas votó en Paris la Declaración: 48 votos a favor, 8 abstenciones y ningún voto en contra. El 10 de diciembre de 1948 la Declaración Universal de Derechos Humanos quedó aprobada.

Antes de esta declaración ya existían diversos documentos en los que se hacía referencia a los derechos humanos, como por ejemplo; la Carta de Derechos Inglesa de 1689, la Declaración de Derechos de Virginia de 1776, la Declaración de Derechos Humanos y del Ciudadano de 1789, redactada durante la Revolución Francesa o la Carta de Derechos de los Estados Unidos de 1791.

La Declaración Universal de Derechos Humanos nació en un contexto histórico marcado por la gran conmoción que suscitaron los acontecimientos acaecidos durante la II Guerra Mundial. Su relevancia estriba en que era la primera vez que los derechos humanos eran reconocidos de manera internacional; en los documentos que la precedieron la aplicación se limitaba al marco interno de los Estados.

Esta declaración ha sido un referente debido a que, tal como nos dice Gimbernat en “Los Derechos Humanos. A cincuenta años de la Declaración de l948” (1998), “a lo largo de la segunda mitad del S.XX, este documento histórico [ha] servido de modelo a constituciones, leyes, reglamentos y políticas nacionales destinadas a proteger los derechos humanos”.

Derechos humanos emergentes

La Declaración Universal de los Derechos Humanos Emergentes (DUDHE) (en catalán, castellano, inglés y francés) tiene como objetivo actualizar y completar la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. Encontramos su origen en un diálogo organizado por el Institut de Drets Humans de Catalunya (IDHC); “Derechos Humanos, Necesidades Emergentes y Nuevos Compromisos” dentro del marco del Foro Universal de las Culturas de Barcelona 2004.

Tras 4 días de debate se aprobó el texto provisional de la Carta de Derechos Humanos Emergentes (CDHE) comenzando un periodo de consultas con la sociedad civil. Tres años más tarde, en el Forum de las Culturas de Monterrey 2007, el texto definitivo de la Declaración Universal de Derechos Emergentes fue aprobado.

Estructura

La Declaración Universal de Derechos Humanos Emergentes consta de dos partes:

1) Marco general – Valores y principios; estos valores son: la dignidad, la vida, la igualdad, la solidaridad, la convivencia, la paz, la libertad y el conocimiento.

Los principios: el principio de la seguridad humana, el principio de la no-discriminación, de la inclusión social, de la coherencia, de la horizontalidad, de la interdependencia y la multiculturalidad, de la participación política, de género, de la exigibilidad, y de responsabilidad solidaria.

2) Catálogo de derechos; incorpora un catálogo de más de cuarenta derechos humanos emergentes.

A pesar del tiempo transcurrido, y de pequeños avances en algunas zonas del mundo, a día de hoy no sólo sigue sin constar un compromiso real para con estos derechos; siguen sin existir mecanismos jurídicos que los garanticen, tanto a nivel nacional como internacional. El problema no termina ahí; en muchos lugares comienza a hablarse de un retroceso en el respeto a los derechos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, lo que obstaculiza el reconocimiento de los Derechos Humanos Emergentes. Es imprescindible conmemorar este día proclamando y reivindicando el respeto de los derechos de toda/os.